Un Malbec de Valle de La Puerta para viajar a través de la copa

En tiempos de cuarentena, la realidad nos invita a poner un freno a la rutina, y vivir cada cosa con la intensidad que naturalmente merece.

Una copa de vino, ya no es la que conocíamos. Ahora se siente de otra manera. En el mes del Malbec, la Bodega Valle de la Puerta te invita a vivir la experiencia ybrindar por la existencia de la reina de las tintas argentinas, que celebra su día mundial, el próximo 17 de abril. Ubicada en el Valle de Famatina, a más de mil metros sobre el nivel del mar, la finca propone sus ejemplares de las líneas Alta y Reserva, para hacer esa pausa necesaria, y descubrir un mundo, a través de la copa.

La Puerta Alta Malbec:este vino es el resultado de la mejor fruta, obtenida de vides regadas por goteo, podadas a mano y cultivadas en parral para lograr su óptima madurez. De color rojo rubí brillante, presenta aromas frutales a ciruelas, frambuesas y moras, con un toque de moca y vainilla. En boca es suave y sedoso, con sabores a frutos rojos y taninos redondos que conducen a un final largo y elegante.

La Puerta Reserva Malbec: los vinos de esta línea se producen con uvas cuidadosamente seleccionadas y cosechadas a mano. De color rojo intenso y brillante, con tonos violáceos, presenta aroma a frutos rojos con notas tostadas que denotan su paso por roble. En boca es complejo, bien estructurado y de gran cuerpo, con un largo final. Sus taninos redondos marcan su presencia y le confieren un carácter único.

A simple vista, los colores denotan la edad del vino y la vivacidad que las uvas supieron darle, a lo largo del tiempo. Sus aromas entran por la nariz de manera pausada, y nos permiten darle la bienvenida a las notas que siempre escuchamos de un vino, pero que pocas veces nos tomamos el tiempo de percibir.

Es momento de probarlo, y dejarse llevar por el océano de sensaciones, entre texturas y sabores que identifican ese vino especial, y que lo hace único en tiempo y espacio.

En un viaje sensorial donde predominan las notas a frutos rojos, una virtud que caracteriza a estos ejemplares, quienes se sumerjan al placer de probarlos, encontrarán una respuesta suave y muy amable al paladar.